El nombre Canadá proviene de la palabra iroques que significa “poblado”, “asentamiento” o “conjunto de cabañas”, refiriéndose inicialmente a Stadaconé, un asentamiento en el sitio de la actual ciudad de Quebec. El explorador Jacques Cartier fue el primero en utilizar la palabra “Canadá” para referirse no sólo a Stadacona, sino también a los demás asentamientos indígenas en torno al Río San Lorenzo y la región cercana a él, al menos desde 1534. En 1545, los libros y mapas creados por los primeros exploradores europeos comienzan a referirse a esta región como Canadá.